×

Mensaje

PLG_KUNENADISCUSS_DEPENDENCY_FAIL

Según la Corte, se debe pagar impuesto al débito y crédito por depositar en cuentas de proveedores

Fallo "Piantoni Hnos S.A. c/DGI", CSJN, del 12/12/2017

Atención aquellas empresas que cancelan las facturas de sus proveedores mediante depósito en las cuentas bancarias de éstos.

 

Se trata de una empresa distribuidora de cigarrillos, que cancelaba las facturas de su proveedor  -Massalin  Particulares  S.A.-, mediante el depósito en efectivo en las cuentas de este, de modo que, a través de ese mecanismo, el pago se efectuaba sin utilizar las propias cuentas bancarias.

La AFIP determinó el impuesto a los créditos y débitos, considerando que existía un sistema organizado de pagos que permitía reemplazar el uso de cuentas bancarias en el ejercicio de una actividad económica. En estos casos, no existe un banco que cobre el impuesto, sino que debe ser ingresado directamente por quien realice el movimiento o entrega de los fondos.

De acuerdo a la sentencia, la Corte menciona que la ley no pretende gravar cualquier movimiento de fondos, sino únicamente aquel que razonablemente pudiera considerarse que estuviese "reemplazando"  una operación que no fue realizada a través de un débito o crédito en las cuentas bancarias de quien efectuó dicho movimiento.

Mencionan los miembros del Tribunal que se encuentra acreditado que la empresa Piantoni Hnos. SACIFI y A es una sociedad que se dedica a la distribución mayorista de cigarrillos y productos de tabaco, adquiriendo la mercadería de la fábrica productora -Massalin Particulares S.A.-  para  su  colocación  en  el  mercado  minorista,  depositando  en  forma  regular,  dinero  en  efectivo  en  la  cuenta  bancaria  de  su proveedora ,y que esos pagos fueron realizados en el marco de la relación contractual que unía a ambas partes, lo que derivó en un movimiento de fondos que refleja el ejercicio de una actividad económica, y en el cual fue reemplazada de ese modo la utilización de las cuentas bancarias del contribuyente.

En tales condiciones, y conforme la inteligencia asignada al art. 1°, inc. c, de la ley 25.413 -texto según ley 25.453- cabe concluir que resulta correcta la conclusión a la que llegó el a quo en cuanto a que la aludida modalidad de pagos se encuentra alcanzada por el impuesto,  sin que obste a dicha  conclusión  la  circunstancia  de  que  la  actora  haya  cancelado,  además,  algunas  de  sus  deudas  con Massalin Particulares S.A. mediante otros medios de pago,  en tanto la normativa aquí  examinada no requiere la existencia de uniformidad en la aplicación de un determinado sistema de pagos.